Tag Archives: Asociación Nacional de Hospitales Privados

México: Mitos y Realidades del Seguro de Gastos Médicos Mayores

pan-american-mexico-itusersPor: Miguel Medellín, Director Comercial de Pan-American México. ¿A qué edad debo empezar a “contratar” un Seguro de Gastos Médicos Mayores?. ¿Si cambio de aseguradora, la nueva reconoce las enfermedades pre-existentes?. ¿La aseguradora debe de cubrir todo tipo de gastos hospitalarios?

Ciudad de México, 14 de julio del 2015.— Algunas de estas preguntas e inquietudes son algunas reflexiones que a veces obviamos y muchas veces pueden resultar cruciales al momento de una crisis o emergencia de salud. Sin importar cuál tipo de seguro de gastos médicos mayores tengamos, lo importante es que reflexionemos sobre la importancia de tener uno y cómo podemos aprovecharlo al máximo.

Mitos

  • Dios proveerá: Nunca pensamos que nos vamos a enfermar o la posibilidad de sufrir un accidente o de desarrollar una enfermedad crónica con el paso del tiempo. Es parte de la psicología del mexicano dejar la previsión médica de lado y esperar a tomar acciones hasta que nos llegue lo inevitable.
  • Los bienes son para remediar los males: Autos, joyas, fortunas y propiedades son expuestas por la falta de un Seguro de Gastos Médicos Mayores cuando es el momento de enfrentar una enfermedad catastrófica. Las personas mayores —nuestros abuelos o bisabuelos— contaban con su patrimonio como último recurso para aliviar los males, sin embargo, hoy en día no es necesario sacrificar el patrimonio de toda una familia para recuperar la salud o tener una calidad digna de vida en caso de una enfermedad y/o para poder pagar el hospital.
  • Un Seguro de GMM es un “gasto extra” que no puedo costear: Existe mucho desconocimiento sobre el verdadero valor de un Seguro de Gastos Médicos Mayores (GMM). Para empezar no se debe ver a este como un “gasto extra”, sino como una inversión a tu vida y al bienestar de tu familia. Además, un Seguro de GMM no sólo se usa para crisis o emergencias, sino también se puede utilizar para la prevención y detección temprana de posibles enfermedades.
  • Los jóvenes son inmortales: En la etapa de la juventud se comparte un sentimiento de invencibilidad. Los jóvenes tienen la idea de que son inmunes a todo tipo de enfermedades. La realidad es que las enfermedades coronarias y los imprevistos están a la orden del día y no se pueden anticipar. Contar con un Seguro de GMM a temprana edad es indispensable y puede ser muy accesible, entre más joven eres la prima del seguro es más barata.

Realidades

Para el 2050, uno de cada cinco mexicanos tendrá más de 65 años[1], y esto a su vez incrementará el número de enfermedades como el cáncer o la diabetes, por lo que es urgente tomar acciones en protección a nuestra salud y de los nuestros.

Por parte del Estado, el principal mecanismo para atender la salud pública es a través de la Seguridad Social y, de forma más reciente, a través del Seguro Popular, que ha permitido ampliar la cobertura de atención de la población. De acuerdo a datos oficiales, la afiliación y atención médica en hospitales públicos llega ya a 57.3 millones de mexicanos, cifra la cual resulta insuficiente con los más de 120 millones de mexicanos que somos en la actualidad.

La Memoria Estadística 2014, recién publicada por el IMSS[2], indica que el año pasado cerró con una población derechohabiente de 59 millones 487 mil 144 personas y con 32 mil 941 camas censables, que significa que por cada mil derechohabientes hubo 0.6 camas disponibles. Este es el indicador más bajo desde 2010, cuando había 0.9 camas registrables por cada mil afiliados.

De acuerdo a datos de la Asociación Nacional de Hospitales Privados (ANHP)[3], en el país hay 3,200 establecimientos privados, de los cuales 90 tienen una infraestructura medianamente óptima y entre 3 y 4% están certificadas por el Consejo de Salubridad General y 8 ó 9 unidades tienen una acreditación internacional.

La infraestructura hospitalaria pública en México es poca e insuficiente, y la infraestructura privada es muy cara, entonces, ¿qué hacer?

La fórmula ideal yacería en ser derechohabiente de un seguro público y la posibilidad de complementar los servicios con el sector privado.

Investiga e infórmate

Investiga y asesórate de todas las opciones y servicios en el mercado asegurador. Pide la ayuda de un agente que te guíe en aterrizar tu presupuesto, evalúe tus necesidades de protección a partir del análisis de tu perfil y tome en cuenta tu estilo de vida, para así trazar un mapa y elegir el mejor producto y la mejor prima de acuerdo a tu perfil. No necesariamente el Seguro de GMM más costoso es el mejor. Hay que leer las condiciones de las pólizas a detalle y buscar una atención personalizada que te brinde información de manera amplia y detallada sobre el alcance real de la cobertura. Si ya cuentas con un seguro privado revisa cuáles son tus derechos y obligaciones:

  • De acuerdo con la CONDUSEF[4], las aseguradoras mediante el pago de la prima correspondiente, cubren los gastos hospitalarios, atención médica, intervenciones quirúrgicas, alimentos, medicamentos, análisis clínicos, rayos x, etc. a los asegurados y en su caso a los dependientes económicos cuando así quede convenido en la póliza del seguro.
  • En cada plan de seguro las coberturas pueden ser muy diferentes entre todas las opciones de seguro que existen en el mercado, por lo que se recomienda verificar los términos y condiciones, revisar las exclusiones, confirmar la cobertura del plan que se contrató y que éste cubra las necesidades.
  • Es muy importante llenar los datos de tu solicitud con datos verídicos y completos, ya que las instituciones de seguros podrían rescindir el contrato sin ningún beneficio para el asegurado en caso de falsear u omitir la información. Si viajas mucho al extranjero o si realizas deportes extremos o si tienes una profesión de alto riesgo, es importante mencionarlo.
  • Si por alguna razón cambias de aseguradora, es importante que tengas a la mano la carátula de tu póliza anterior y el comprobante de pago del último periodo en el que se tuvo cobertura con la compañía anterior para que la nueva compañía reconozca la antigüedad por el seguro previo. De lo contrario, la nueva compañía de seguros puede que no acceda a cubrir las enfermedades preexistentes y se tenga que pasar por un “tiempo de espera” para situaciones o enfermedades que la aseguradora así requiera, como embarazos, cáncer, VIH, entre otros.

Hoy en día el contar con un Seguro de Gastos Médicos Mayores no es un gasto extra, sino debe de verse como parte de nuestros gastos familiares. Desmiente los mitos asesorándote sabiamente para que te sientas protegido y te despreocupes en caso de presentarse una enfermedad o accidente.

Acerca de Pan-American México

El 6 de agosto de 2012, Pan-American México, Compañía de Seguros S.A. de C.V, obtuvo la autorización para operar en la República Mexicana enfocada a ofrecer productos de Gastos Médicos Mayores Internacionales y Accidentes Personales. 

[1] Fuente: Consejo Nacional de la Población (CONAPO): http://www.portal.conapo.gob.mx/00cifras/proy/Proy05-50.pdf}

[2] Fuente: Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS): http://www.imss.gob.mx/conoce-al-imss/memoria-estadistica-2014

[3] Fuente: Asociación Nacional de Hospitales Privados (ANHP)/ http://www.anhp.org.mx/descarga/2.-%20ACCESO%20Y%20CONTINUIDAD%20DE%20LA%20ATENCI%C3%93N.pdf

[4] Fuente: CONDUSEF/ http://www.condusef.gob.mx/index.php/instituciones-financieras/aseguradoras/seguro-de-gastos-medicos-y-salud