Tag Archives: desarrollo agrícola

Agricultura familiar, vital para un futuro alimentario mundial

fida-itusers-1El ministro de Finanzas italiano Saccomanni y Polman, Director Ejecutivo de Unilever, asistirán al Consejo de Gobernadores del FIDA

 Roma, 19 de Febrero de 2014.— A medida que la comunidad internacional trabaja en un marco de desarrollo después del 2015 que abre paso a profundos cambios en cuanto a políticas de desarrollo, inversión y prácticas necesarias para la transformación rural, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) da la bienvenida a los delegados de sus 172 Estados Miembros para la 37° período de sesiones de su Consejo de Gobernadores en los días 19 y 20 de febrero.

El tema de la reunión es «Invertir en los pequeños agricultores familiares para conseguir el futuro que queremos» como reconocimiento a este año, el Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF) de las Naciones Unidas. Reconociendo que no puede haber seguridad alimentaria y nutricional para los 2 000 millones de personas que dependen de la agricultura familiar en pequeña escala sin un desarrollo rural inclusivo, los círculos influyentes, los políticos, los líderes de las organizaciones de agricultores y los representantes del sector privado que asisten a la reunión anual del FIDA, discutirán las ventajas comparativas para la agricultura familiar y lo que se necesita para apoyarlos mejor.

Fabrizio Saccomanni, Ministro de Economía y Finanzas de la República Italiana, Abdullah Jummah Alshibly, Subsecretario General de Asuntos Económicos del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCG) y Paul Polman, Director Ejecutivo de Unilever, asistirán e intervendrán en el Consejo de Gobernadores. El Presidente del FIDA, Kanayo F. Nwanze, pronunciará el discurso de apertura. Durante la reunión de dos días con los Estados Miembros, se firmarán dos memorandos de entendimiento, uno entre el FIDA y Unilever, y otro entre el Fondo y el CCG.

Como antesala de los debates sobre el marco de desarrollo global que se lanzará una vez que los Objetivos de Desarrollo del Milenio expiren en el 2015, el FIDA organizará un evento el 18 de febrero con, entre otros, Gerda Verburg, Presidente del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, para un animado debate sobre Lograr un futuro sostenible para todos: el FIDA y la agenda para el desarrollo después de 2015. Los delegados estudiarán las políticas adecuadas sobre la inversión en los pequeños agricultores familiares y el empoderamiento de los mismos, las dinámicas rurales?urbanas y la construcción de la capacidad de resistencia de las mujeres y los hombres del medio rural. Estos temas serán el centro de la mesa redonda de los Gobernadores Invertir en los pequeños agricultores familiares para conseguir el futuro que queremos.

El Consejo de Gobernadores de este año iniciará con un debate de expertos, El Año Internacional de la Agricultura Familiar en primer plano, que reunirá a líderes agricultores y a participantes de proyectos financiados por el FIDA, así como a grupos interesados procedentes de Brasil, Colombia, Malí, Filipinas, la República Árabe Siria y la República Unida de Tanzanía. Centrado en la agricultura familiar, el debate explorará cuestiones acerca de las inversiones necesarias para mejorar la productividad y la rentabilidad, las necesidades para lograr seguridad alimentaria y las políticas públicas esenciales para que la agricultura se considere cada vez más como un proveedor de empleo decente.

En la jornada de clausura, el panel Pequeños agricultores = grandes negocios, explorará las inversiones del sector privado en la agricultura familiar con Paul Polman de Unilever, Andrew Rugasira, Director General de Cafés Selectos de África y otros. Las deliberaciones del panel serán de especial importancia ya que el FIDA examina el uso de las asociaciones público-privadas en las operaciones que apoya.

Hoy en día, el Fondo reconoce que un enfoque más amplio en la programación es esencial para el cumplimiento de su mandato. Esto incluye establecer vínculos viables hacia atrás y hacia adelante entre los productores rurales y los mercados privados, razón por la cual el FIDA se ha comprometido a aumentar su apoyo al desarrollo de las mujeres y los hombres del medio rural en su papel de empresarios. Además, como los medios de vida de la población rural pobre a menudo dependen de otros operadores del sector privado, el FIDA seguirá asociándose con las empresas para mejorar las oportunidades de generación de ingresos de los pequeños agricultores. En 2013 por ejemplo, el Fondo estableció una alianza estratégica global con Intel Corporation para fortalecer la tecnología de la información y las comunicaciones para el desarrollo en los proyectos financiados por el FIDA en Asia.

La reunión del Consejo de Gobernadores llega poco después de la quinta reunión mundial del Foro Campesino el 17 y 18 de febrero. El foro bienal es un proceso continuo, de consulta participativa y de diálogo entre pequeños agricultores y  organizaciones de productores rurales, el FIDA y los gobiernos. Más de 90 líderes campesinos, que representan a millones de pequeños agricultores y productores rurales se reúnen para celebrar el AIAF e intercambiar las mejores prácticas y los retos con el personal del FIDA y los socios seleccionados.

Las Naciones Unidas declararon 2014 como el Año Internacional de la Agricultura Familiar para reconocer la importancia de la agricultura familiar en el programa mundial de desarrollo. El FIDA fue la primera agencia de desarrollo en apoyar formalmente la convocatoria de la sociedad civil y de las organizaciones de agricultores para un año dedicado a la agricultura familiar. En el 2013, el FIDA amplió una subvención de USD500 000 para el Foro Rural Mundial destinada a reforzar la participación de la sociedad civil en 11 países y cinco regiones; adicionalmente USD150 000 dólares fueron donados para apoyar la facilitación y seguimiento de los progresos realizados durante el año.

La agricultura familiar, en todas sus formas, es la forma predominante de agricultura en todo el mundo. Estos hombres y mujeres son custodios de los recursos naturales vitales y la biodiversidad, fundamentales para la mitigación y adaptación al cambio climático. A pesar de esta realidad siguen siendo un recurso sin explotar, y entre los pobres del mundo están desproporcionadamente representados.

El FIDA tiene como objetivo llegar a 90 millones de personas durante el período 2013?2015, y sacar de la pobreza a 80 millones durante el mismo período. Acelerando el avance hacia la meta, los resultados reportados en el año 2013 muestran que un 33 por ciento más de personas pobres de las zonas rurales recibieron servicios de proyectos financiados por el FIDA, en comparación con el año anterior. Las mujeres en particular fueron el objetivo, que representaron alrededor del 50 por ciento de los participantes en proyectos financiados por el FIDA. Además, entre 2011 y 2012, el número total de prestatarios de los proyectos financiados por el FIDA aumentó de aproximadamente 145 000 a cerca de 195 000, incluyendo a más de 82 mil mujeres.

En África Occidental por ejemplo, un préstamo del FIDA de USD16,6 millones destinados al Proyecto de Formación Profesional, Inserción y Apoyo a la Capacidad Empresarial de los Jóvenes de las Zonas Rurales en Malí brindará apoyo a los jóvenes, especialmente a las mujeres, quienes carecen de habilidades técnicas y de gestión, y les dará acceso al financiamiento para emprender nuevas actividades generadoras de ingresos. En Asia Central, el FIDA otorgó un préstamo de USD11,0 millones al Programa de Desarrollo de la Ganadería y el Mercado en Kirguistán, para apoyar a las familias de productores de ganado, particularmente a los hogares vulnerables y aquellos encabezados solo por mujeres. Y en la región de Asia y el Pacífico, un préstamo de USD39,5 millones del FIDA para el Proyecto de Infraestructura Resistente al Clima en Zonas Costeras en Bangladesh fortalecerá la capacidad de resistencia de los pequeños agricultores, pequeños comerciantes, micro empresarios, personas sin tierra y las mujeres, y aumentará su seguridad alimentaria y sus ingresos.

En 2013, el FIDA fue distinguido con el premio de Impulso para el cambio

(Momentum for Change –Lighthouse Activities por su nombre en inglés) por el financiamiento de USD103,2 millones destinados a apoyar los esfuerzos de adaptación al cambio climático en 10 países vulnerables en el marco del Programa de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala (ASAP). El Programa de Ordenación de Recursos y Rehabilitación de las Zonas Costeras en la Etapa Posterior al Tsunami en Sri Lanka apoyado por el FIDA fue nombrado «Proyecto del Año 2013» por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos.

El FIDA sigue comprometido con los pequeños agricultores y la agricultura familiar. Ambos son fundamentales para su misión de reducir la pobreza y el hambre en las zonas rurales del mundo en desarrollo. Aprovechar la amplia rentabilidad al invertir en pequeños agricultores familiares fue uno de los fundamentos para la creación del FIDA en 1977. A lo largo de las décadas, el FIDA ha invertido más de USD15 billones en donaciones y préstamos a bajo interés para crear comunidades rurales vivas, la inversión en la agricultura de pequeños agricultores familiares ha sido un aspecto esencial de este trabajo.

fida-itusers-2Actividades del FIDA: 

El año pasado fue el primer año del período de la Novena Reposición de los Recursos del FIDA por lo que los Estados Miembros acordaron un objetivo de USD1,5 billones en nuevas contribuciones para financiar proyectos de desarrollo agrícola y rural en todo el mundo en desarrollo. A finales del 2013, el FIDA ya financiaba 241 programas en curso y proyectos en colaboración con 97 gobiernos beneficiarios, por un valor total de USD12,2 billones. Esto incluye la financiación del FIDA de USD5,4 billones y la cofinanciación externa y las contribuciones nacionales de USD6,8 billones. Una selección de proyectos de alto impacto, publicaciones y eventos apoyados por el FIDA en 2013 incluye:

  • Un nuevo programa de 10 años para mejorar la productividad agrícola y modernizar el sector, ha comenzado a funcionar en Madagascar y está proporcionando capacitación, en particular a las mujeres y los hombres jóvenes del medio rural. El Programa para la Formación Profesional y Mejora de la Productividad Agrícola tiene como objetivo llegar a 7 millones de personas, aproximadamente el 20 por ciento de la población del país.
  • En Bangladesh, el Proyecto de Desarrollo y Colonización de los Chars asegura que los títulos de propiedad se expidan a nombre de ambos cónyuges, las mujeres y sus maridos. Esta copropiedad refuerza la influencia de las mujeres en las decisiones familiares que involucran la tierra y otros asuntos familiares. En 2013, se aprobaron los títulos de propiedad para más de 1 200 familias pobres en tierras costeras recién incorporadas conocidas como chars.
  • Un programa para conservar el medio ambiente y reducir la pobreza en las provincias de Ningxia y Shanxi en China ha mejorado según se estima un 35 por ciento la producción de cultivos y forraje. Aproximadamente el 89 por ciento de los participantes adoptó las prácticas recomendadas que han mejorado el riego mediante la reducción de las fugas del canal y la pérdida de agua.
  • Como parte de su trabajo para mejorar el uso de las remesas en las poblaciones rurales pobres, en mayo de 2013, el FIDA y el Banco Mundial se reunieron en el 4° Foro Mundial sobre Remesas en Bangkok, Tailandia, en el que se puso en marcha un informe regional que destaca la inmensidad de las remesas en Asia. El foro convocó a 350 responsables políticos, agentes del sector privado y líderes de la sociedad civil para trazar un curso que potencie el impacto en el desarrollo de las remesas enviadas a casa cada año en Asia y en el mundo.
  • En Liberia, el FIDA financió el primer proyecto en el país que asocia a los sectores público y privado. Un exportador privado unió fuerzas con el Ministerio de Agricultura para revitalizar las plantaciones de café y cacao de los pequeños agricultores. La compañía invirtió más de USD1 millón para capacitación, vehículos y capital para ayudar a tres cooperativas a rehabilitar unas 1 000 hectáreas. Se paga a los agricultores hasta el 50 por ciento más que los intermediarios tradicionales, así como una comisión del 10 por ciento a las cooperativas. A finales del año, la empresa decidió incrementar su inversión, para rehabilitar hasta 15 000 hectáreas de cacao y café.
  • Los agricultores de Gaza y la Ribera Occidental están reclamando terrenos sin uso para convertirlas en tierras productivas. Desde que el programa apoyado por el FIDA comenzó a operar en 2010, 12 aldeas han recuperado más de 2 100 dunums (aproximadamente 210 hectáreas), y se plantaron unos 52 000 olivos y árboles frutales y plantas de tomillo. Además el programa ha construido 17 kilómetros de carreteras, más de 81 000 metros cuadrados de muros de contención y cerca de 13 000 metros cúbicos de cisternas de agua.