Tag Archives: ONU

Las mega ciudades y el futuro que nos espera

smart-cities-smartmatic-itusersPor Jesmina García y Saúl Castelar*

Ciudad de México, 23 de Agosto del 2013.— Mega ciudades es el nombre con que actualmente se denominan los conglomerados urbanos con más de 10 millones de habitantes. Actualmente existen en el mundo 20 metrópolis que cumplen con los requisitos para figurar en esta categoría, sin embargo, los cálculos para un futuro cercano hacen prever que la lista aumentará considerablemente.

De acuerdo a la ONU, más de un 60 por ciento de la población mundial vivirá en ciudades para el año 2030. Estamos hablando de cinco millardos de personas que impulsarán el crecimiento urbano, ciudades medianas que pasarán los 5 millones de habitantes, hasta más de una docena de estas 20 mega-ciudades que superarán con creces los 20 millones de habitantes. Estas estimaciones también concluyen que unas 600 ciudades serán las más grandes del planeta.

Ante tal perspectiva, las autoridades están en la obligación de desarrollar estrategias y tomar acciones para asegurar el bienestar de los grupos poblacionales. Al fin y al cabo, la principal motivación detrás de la migración es precisamente esa, encontrar una mejor calidad de vida. Esta situación genera retos como el de asegurar una expansión ordenada de las ciudades, hacer más eficiente la prestación de los servicios y aumentar la oferta de oportunidades laborales, educativas y sociales para satisfacer las nuevas necesidades de la población.

La utilización de nuevos modelos que se apalancan en tecnologías que promuevan la sostenibilidad y la mejora de la prestación de servicios ha sido la solución que varias de estas grandes ciudades han estado adoptando, especialmente en servicios críticos como el transporte público, la seguridad, infraestructura, gobierno electrónico y el desarrollo de redes inteligentes de energía.

Ahora bien, el concepto más homologado de ciudades inteligentes no parte solamente del uso de la tecnología sino también de la incorporación de la sociedad participativa, esa que actúa por sí misma para integrar las iniciativas orientadas a mejorar la calidad de vida, la gestión eficiente de los recursos y servicios y la sostenibilidad.

Nuestro planeta tiene el gran reto de convertir sus ciudades en espacios sostenibles y eficientes. La tecnología se convierte en un aliado fundamental para lograrlo. El desarrollo de la inteligencia urbana es imperativo.

Tomemos uno de los principales retos que las ciudades están afrontando hoy en día: la movilidad. Según los datos que maneja el Banco Mundial, el 90 por ciento del crecimiento de la población en los países en vías de desarrollo se está dando en las ciudades, y esto hace indispensable que se optimicen los diferentes procesos para que el aumento de usuarios no implique un mayor caos. Con la nueva masa poblacional se requerirá nuevas inversiones en infraestructura, pero ésta sola no será suficiente para mantener el orden. A la par es necesario que los habitantes de las ciudades utilicen los distintos medios disponibles de la manera más eficiente.

Es tarea de los gobernantes diseñar e implementar planes y estrategias para que esto suceda. ¿Cómo? Orientando el manejo y administración de las ciudades hacia los modelos de ciudades inteligentes, incorporando nuevas tecnologías que modernicen a las urbes y permitan la creación de ciudades más vivibles, donde los sistemas públicos de transporte se prioricen, aprovechen para su propulsión energías renovables y se dediquen recursos para mejorar la tecnología encargada de gestionar el tráfico e informar a los usuarios de su condición en todo momento, entre otros.

Las mega ciudades son una realidad ineludible. La necesidad de proveer servicios urbanos de manera optimizada hace que las tecnologías se conviertan en instrumentos imprescindibles para lograr este objetivo.

Además de optimizar la provisión de los servicios, será absolutamente necesario ofrecer experiencias personalizadas a cada uno de los habitantes de las ciudades. La capacidad de las soluciones en términos de predicción y anticipación de necesidades, eventos y comportamientos será cada vez mayor. La división entre elementos claves de las ciudades vivibles: movilidad, infraestructura, energía y medio ambiente, será cada vez menor y los mismos serán gestionados de una manera más integrada, colocando al habitante de la ciudad en el corazón de toda decisión, reconociendo esto como la clave para alcanzar la eficiencia y la sostenibilidad.

Como dijo al Financial Times el profesor de Harvard Edward Glaesar, si la gestión en estos centros urbanos es positiva, los mismos se convertirán en “los lugares más creativos, dinámicos e interesantes de la tierra”.

*Jesmina García; Directora de la unidad Smart Cities de Smartmatic

Saúl Castelar; Gerente de Producto de la unidad Smart Cities de Smartmatic

Ciudades Inteligentes, desarrollo sostenible y calidad de vida

Smartcities-itusersPor: Dr. Juan Omar Cofré, Rector (S) de la Universidad Austral de Chile.

“En Latinoamérica estamos conscientes de que en sostenibilidad estamos atrasados con respecto a países europeos. Hace falta converger, en una misma dirección, esfuerzos de los distintos sectores ciudadanos, de autoridades públicas y privadas, y elaborar políticas de bien común que finalmente puedan implementarse y transformarse en realidad.”

Santiago de Chile, 09 de agosto del 2013.— De acuerdo a cifras suministradas por la ONU, la población que habita en ciudades pasará de los 3,2 billones actuales a cerca de 5 billones para el año 2030; es decir, 3 de cada 5 habitantes vivirán en centros urbanos. Se estima que existirán 600 mega ciudades que concentrarán el 65% de la población mundial. Ante este panorama, es necesario desde ya incrementar los esfuerzos y las inversiones para lidiar con el impacto que provocará esta sobrepoblación en el futuro próximo. ¿Cómo garantizar una mejor calidad de vida a los ciudadanos ante la nueva realidad que se avecina?

La sustentabilidad es un requisito para el desarrollo. No sería desarrollo si no fuera sustentable”. Afirma, Carlos Martínez, Especialista en temas ambientales y Director de la Corporación Oikos.

Una ciudad será inteligente en la medida que sea social, económica y ambientalmente sostenible para sus habitantes. De hecho el concepto más homologado de ciudades inteligentes parte de la sociedad participativa, la que actúa por sí misma para integrar las iniciativas orientadas únicamente a mejorar la calidad de vida, la gestión eficiente de los recursos y servicios y la sostenibilidad.

De acuerdo con Jesmina García, directora de la unidad de Smart Cities de Smartmatic, la necesidad de proveer servicios urbanos de manera óptima hará indispensable la implementación de nuevas tecnologías. Será también necesario que las soluciones ofrecidas no sólo optimicen la provisión de los servicios, sino que además ofrezcan experiencias personalizadas a cada uno de los ciudadanos que las utilicen, estimulando el desarrollo sostenible y la gestión consciente de los recursos naturales.

Desde esta perspectiva, Smartmatic diseña modelos que permitan desarrollar y aplicar tecnologías tendientes a la sostenibilidad y mejora de la provisión de servicios a la medida de cada ciudad. Tal como comenta García, «se trata de saber combinar un profundo conocimiento local de cada región con la capacidad de crear y adaptar soluciones integrales, pues los grandes cambios que se avecinan no se construirán con cemento sino con tecnología, planificación y el compromiso de autoridades y ciudadanos«.

Los gobiernos tienen, en promedio, dos décadas de atraso con respecto al sector privado en términos de tecnologías que los ayuden a cumplir sus objetivos. Sólo reducirán sus deudas masivas y podrán proveer la calidad de servicio que sus ciudadanos necesitan si se vuelven más eficientes.

La eficiencia sólo puede ser alcanzada usando tecnología de forma acentuada. Este es el único enfoque que puede permitir el rediseño de procesos gubernamentales claves.

Las entidades públicas, como responsables de la provisión y/o rectoría de diversos servicios básicos e infraestructura urbana son fundamentales en la mayoría de los procesos que pueden modernizar a las ciudades.  Asimismo, no se puede minimizar la importancia de las empresas, que aplicando sus innovaciones pueden poner a disposición tecnologías que permitan la automatización, optimización y control de diversos elementos claves para una ciudad, como la movilidad urbana, la seguridad pública, energía eléctrica, entre otros. Finalmente tenemos a los habitantes, los usuarios de las tecnologías quienes cada vez se vuelven actores más fundamentales en su rol de generadores de información y de la retroalimentación que permite que las mismas funcionen y a su vez puedan ser mejoradas.

Nuestra unidad Smart Cities desarrolla tecnología destinada a propósitos específicos, con el fin de ayudar a los gobiernos a cumplir sus metas. Al mismo tiempo proveemos todos los servicios necesarios para desplegar e implementar exitosamente estas tecnologías, y gestionar eficientemente los cambios que éstas traen consigo”.

Las ciudades inteligentes serán el paraíso de la interconectividad, ya que todos los sistemas de información y sus redes de sensores, incluyendo los de edificios, escuelas, hospitales, organismos de orden público, sistemas de transporte, redes de servicios y comercios, estarán vinculados. Por ello, explica García, es necesario e imperativo “desarrollar la inteligencia urbana. Crear espacios innovadores, conectados y cohesionados socialmente, con foco en el ciudadano, cuyo rol protagónico en el desarrollo de las futuras ciudades será clave”.

El BIG DATA en las PyMEs

totvs-pymes-dream-itusersPor: Sergio Morilo, Director de Servicios TOTVS Norte de América Latina

Ciudad de México, 27 de marzo del 2013.— Big Data es el conjunto de bases de datos complejas y/o muy grandes, que manejan enormes cantidades de información. Ese conjunto de datos eventualmente puede llegar a alcanzar volúmenes tan altos de contenido que dificultarían la utilización y visualización de los mismos, tal como sucede en el caso del manejo de herramientas para data mining (que en una traducción literal es ‘minería de datos’), ya que muchas no pueden administrar bases de datos tan grandes.

Hoy en día, la tendencia indica que el crecimiento estimado de las bases de datos en  negocios dobla su capacidad cada 1.2 años. Esas bases de datos de gran volumen las podemos encontrar principalmente en meteorología, datos astronómicos y datos genómicos.

Sin embargo, también encontramos situaciones similares en casos que estarían más cerca de nosotros de lo que pensamos: Walmart, por ejemplo, maneja más de 1 millón de transacciones de clientes por hora, todas almacenadas en bases de datos que ocupan más de 2.5 petabytes (2560 terabytes); dicha cifra es el equivalente a 400 veces el total de información contenida en los libros de la Biblioteca Nacional de Reino Unido. Por otro lado, Facebook, la red social, tiene almacenado en sus servidores más de 50,000 millones de fotos de sus usuarios.

Si bien es cierto, Big Data hace referencia a grandes cantidades de información, debemos recordar que esto no indica necesariamente una base de datos de gran volumen; no obstante, el término siempre será utilizado para referirnos a una base de datos compleja.

La mayoría de la información tratada por soluciones de Big Data son datos que llamamos “no estructurados”, los cuales generalmente están disponibles en una base de datos, por ejemplo, de facturas emitidas, de productos comprados por un cliente en un determinado período, de presupuestos y evolución de los mismos, de su utilización y consumo, entre otros. El caso de los datos no estructurados es diferente, pues estos son más amplios.

Hoy en día, existen algunas soluciones de Big Data desarrolladas por las grandes empresas de soluciones de administración de bases de datos. Es importante resaltar que una solución de Big Data no es una solución de business intelligence/data warehouse; en algunos negocios, la solución de Big Data puede ser complementaria pero no excluye la necesidad de implementación de una solución de business intelligence en la empresa.

Pero, en nuestras vidas ¿dónde están presentes las soluciones de Big Data? A continuación, les comentamos algunos casos de utilización, publicados por empresas públicas:

  • Una cadena de supermercados americana utiliza la información de los productos que sus clientes compran y ponen en sus carritos. Con eso, ganaron más eficiencia en la distribución de los productos en las tiendas, además de percibir cosas interesantes como que, quién compra una bebida electrolítica, normalmente compra un laxante también. Pero muy aparte de la información que puede aportar poco, vale tomar este ejemplo como un modelo de lo que se puede analizar en base al consumo: esa misma cadena de tiendas está trabajando en proyectos de fidelización y retención de clientes, tomando como base sus hábitos de consumo.
  • Un hospital de Canadá, en conjunto con la Universidad de Ontario, desarrolló una solución de Big Data que fue utilizada para monitorear en tiempo real decenas de indicadores de salud de recién nacidos prematuros. El análisis de esos datos permitió a los doctores anticipar acciones para mitigar las amenazas a la vida de esos bebés.
  • El proyecto Global Pulse, de las Naciones Unidas, prevé utilizar una solución de Big Data para analizar los mensajes de las redes sociales, que están en lenguaje humano, para evitar el aumento del desempleo, baja de consumo y posibles epidemias.

Para buscar la mejor ubicación para la instalación de turbinas eólicas, una empresa europea analizó petabytes de datos climáticos utilizando una solución de Big Data. Ese análisis, que normalmente tardaría semanas, tomó apenas algunas horas.

Algunas compañías manufactureras utilizan el Big Data para mejorar el proceso de distribución de sus productos, cruzando información del método de producción de los de los mismos y del modelo de embalaje más indicado, de acuerdo con las formas utilizadas, para distribuir los productos hasta los consumidores finales.

En resumen, algo que podemos considerar es que hablar de Big Data es hablar de prever el futuro. Hoy en día ese es el uso más común y presente en nuestras vidas.

Gráficas:

Fuente: http://blog.thomsonreuters.com/index.php/big-data-graphic-of-the-day/

Fuente: www.economist.com/node/15557443

Fuente: https://www.facebook.com/note.php?note_id=409881258919

Acerca de TOTVS:

Líder absoluta en Brasil, con 53.1% del market share*, y también en América Latina con 35.6%, TOTVS es una empresa de software, servicios y tecnología. Es la 6ª mayor desarrolladora de sistemas de gestión integrada (ERP) del mundo y la 1ª en países emergentes, siendo también líder en el segmento de pequeñas y medianas empresas (Pyme) en América Latina. TOTVS fue la primera empresa del sector de TI de América Latina a abrir capital y está listada en el Nuevo Mercado de la Bolsa de Valores de São Paulo – BOVESPA. Sus operaciones en ERP son complementadas por un amplio portafolio de soluciones verticales y de servicios como Consultoría,  BPO y Cloud Computing. Presente en México desde 2003, es hoy la tercera mayor proveedora de software de gestión empresarial en el país y la de mayor crecimiento también. Con presencia en las cuatro plazas más importantes (Guadalajara, Querétaro, Monterrey y D.F.) y una estrategia sólida de canales en el territorio nacional. Para más informaciones, acceda al sitio web: www.totvs.com. *Fuente: Gartner – “All Software Markets”, Worldwide, 2011